todo sobre la mujer y la menopausia

Acupuntura contra los sofocos.

0

La acupuntura lleva miles de años utilizándose en la medicina tradicional china para combatir diferentes problemas de salud como náuseas, dolores de cabeza, asma o artrosis, entre otros, pero ahora un metaanálisis de la Sociedad Norteamericana de Menopausia (NAMS, en sus siglas en inglés) ha evidenciado que también puede servir para paliar los sofocos de las mujeres con menopausia.

Así se desprende de los resultados de un trabajo que se publicará próximamente en la edición de la revista ‘Menopause’, que analizó más de cien estudios que evaluaban este método, de los que solo 12, con un total de 869 participantes, cumplieron con los criterios establecidos para probar su eficacia.

De este modo, y a pesar de que sus beneficios eran contradictorios para combatir otros síntomas relacionados con la menopausia, tales como problemas de sueño, cambios de humor o problemas sexuales, vieron que la acupuntura sí afectaba positivamente tanto a la frecuencia como a la severidad de los sofocos.

En las mujeres de entre 40 y 60 años que fueron incluidas en el metaanálisis se evaluaron los efectos de diversas formas de la acupuntura tradicional, incluyendo la acupuntura de la medicina china (TCMA, en sus siglas en inglés), la acupresión, la electroacupuntura, la acupuntura láser y la acupuntura de la oreja.

Y curiosamente, según admiten los investigadores, ni el efecto sobre la frecuencia o la gravedad de los sofocos parecía estar relacionado con el número de sesiones o la duración del tratamiento.

Sin embargo, los resultados mostraron que la acupuntura simulada podría inducir un efecto del tratamiento comparable con la de la acupuntura real a la hora de reducir la frecuencia de los sofocos, un beneficio que se mantuvo a lo largo de tres meses.

Aunque el estudio no analizó qué posibles mecanismos pueden estar detrás de tales beneficios, los autores creen que la acupuntura logra reducir los niveles de concentración de beta-endorfina en el hipotálamo, como consecuencia de las bajas concentraciones de estrógeno. Unos niveles más bajos que podrían desencadenar la liberación del péptido relacionado con el gen de la calcitonina (CGRP, en sus siglas en inglés) que afecta a la termorregulación.

“Esta revisión muestra que todavía queda mucho por aprender sobre las causas y tratamientos de los sofocos de la menopausia”, según explica la directora ejecutiva de la NAMS, Margery Gass, que defiende que la acupuntura puede ser una “alternativa eficaz” para reducirlos, “especialmente para aquellas mujeres que buscan terapias no farmacológicas”.

De hecho, un reciente trabajo reveló que aproximadamente la mitad de las mujeres que comienzan a experimentar síntomas de la menopausia recurren a la medicina alternativa para combatirlos.

Fuente: La información.com

Share.

Leave A Reply

El sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.
Más sobre nuestros cookies