todo sobre la mujer y la menopausia

Controlar tus emociones en el trabajo

0

Saber manejar tus emociones en tu trabajo es esencial para hacer tu labor correctamente y para mantener el rendimiento.

Así tengamos emociones por 24 horas, hay momentos en los que sentimos que éstas nos dominan y nos impiden llevar a cabo nuestras tareas usuales. En especial cuando sentimos emociones negativas como la rabia, el miedo y la frustración nos sentimos bloqueados y dejamos de rendir como debemos.

Si quieres aprender a controlar tus emociones y ser capaz de sobrellevarlas en tu trabajo, es importante conocerte a ti mismo; estos consejos son fáciles de aplicar y te pueden ayudar:

  1. Cómo se manifiestan tus emociones: el cuerpo experimenta nuestras emociones y las expresa de manera clara, tales como palpitaciones rápidas, sudor, temblores y dolor de cabeza. La adrenalina, por ejemplo, se libera en la sangre y viene acompañada de efectos secundarios.

Tu cuerpo te mostrará tus emociones de varias maneras y si puedes relacionar estas señales con lo que sientes te será más fácil controlarlo.

  1. ¿Qué lo desencadeno?: muchos de nuestros problemas se pueden resolver cuando conocemos los factores que desencadenaron la emoción específica. Analiza si tal vez te sientes de cierta forma porque dormiste mal, o te alimentaste mal, tuviste una pelea en casa, o un evento te causo estrés, o algo en especial que llevó a una emoción.

Comprende qué sucedió te hará el camino a una resolución interna más fácil que te permita organizar tus emociones y no desentender tu trabajo. Deja también a un lado los asuntos complicados para un día en que puedas manejarlos.

  1. Intenta relajarte: practicar la respiración es clave en situaciones de estrés, pues ayuda a estabilizar tu sistema nervioso y disminuir los problemas físicos, como la taquicardia o la sudoración.

Empieza por tomar mucho aire para luego exhalara lentamente de forma repetida. Concéntrate solamente en lo que estás haciendo, así tendrás mejores resultados en liberar tensiones antes y después del trabajo.

  1. Sé proactivo: estar encerrado en lo que sientes no te va a dar una solución, en especial si es algo estresante que viene de tu lugar de trabajo. Aquello que te estresa puede ser cualquier cosa, desde una tarea hasta una persona, y siempre necesitas enfrentarlo.

 

Cuando eres proactivo con tus sentimientos puedes estar más tranquilo contigo mismo, así sea incómodo, o prefieras seguir callándolo para evitar el enfrentamiento. Si lo callas, puedes explotar en el momento menos indicado y tu reacción llevará a un problema más grande.

 

  1. Rodéate de gente que te inspire confianza: en cualquier lugar de trabajo siempre habrá personas con las que te llevas mejor que otras, pues te inspiran confianza y puedes contar con ellos cuando tus emociones te invadan y te hagan descuidar el trabajo.

Busca a tus compañeros cercanos y explícales como te sientes, pídeles ayuda y evita problema durante la jornada de trabajo. Además, cuando haces esto, ellos se sentirán también más cómodos contigo y tú puedes ayudarles en situaciones similares.

¡Cuida tu trabajo, no dejes que las emociones manejen tu vida!

comportamiento extraño, deberás acudir a un especialista de inmediato.

EdithGomezGananci

Edith Gómez

Editora de Gananci.

 

Share.

Leave A Reply

El sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.
Más sobre nuestros cookies