todo sobre la mujer y la menopausia

¡Cuida tus nalgas!

0

Si el trabajo os obliga a estar muchas horas sentadas, intentar no apoyaros plenamente en el asiento. Sentaros hacia el borde de la silla, manteniendo la espalda recta. Si es posible, intercalar breves períodos de descanso, efectuando una serie de flexiones. Seguidamente os ofrecemos algunos consejos para el correcto mantenimiento de esta parte del cuerpo. Masajear diariamente con una crema anticelulítica. Fortalecer las nalgas con el siguiente ejercicio: Ponerse de rodillas, apoyar las manos en el suelo, por delante del cuerpo, con los brazos y la espalda recta. Doblar una pierna hasta que la rodilla quede a la altura del pecho y luego, lanzarla con fuerza hacia atrás, estirándola lo máximo posible. Repetir 10 veces con cada pierna. Subir las escaleras apoyándose únicamente con la punta de los pies. Deportes ideales: Equitación, bicicleta o esquí náutico. Contra la flaccidez: Exfoliar cada 15 días. Aplicar zumo de naranja después de la ducha, dejar actuar durante 10 minutos, enjuagar y aplicar la crema que se tenga por costumbre. Mejor circulación: Pasar un rodillo de masaje (cilindro estriado de madera) ejerciendo presión, por el glúteo, de arriba a abajo, 20 veces al día. Ejercicio: De pie, apretar los glúteos mientras se cuenta hasta diez. Descansar y repetir el ejercicio diez veces. Contra las estrías: Cocer seis zanahorias. Cuando estén cocidas triturarlas junto con el agua que haya quedado de cocerlas y formar una pasta. Cuando esté fría, aplicar sobre la zona de estrías, cubrir con una gasa y dejar que actúe unos 10 minutos. Hacerlo una vez por semana y las estrías mejorarán en poco tiempo, llegando incluso a desaparecer. Contra la grasa: Pasar un cepillo de masaje de púas redondas y gordas, pasar repetidamente sobre la zona para deshacer los nódulos de grasa y evitar su acumulación. Contra los granitos: Los granitos que aparecen en las nalgas se llaman foliculitis, aparecen cuando el folículo piloso – raíz del vello – se daña por fricción con la ropa, bloqueo del folículo o por afeitarse. El roce constante de la ropa y de estar sentados, sumado a que es un área de la piel particularmente seca, hace que se produzca la foliculitis. Si éstos se infectan, pueden ser dolorosos y muy molestos. Para que desaparezcan se tendría que realizar una exfoliación suave con constancia. Lo mejor es realizarla en la ducha usando una esponja vegetal y una crema especial para tal fin. De esta manera se eliminan las células muertas y se evita que el vello crezca hacia adentro. Para realizar una exfoliación con productos naturales, mezclar ½ yogur natural con 3 cucharadas de sal fina. Usar una esponja para masajear el producto sobre los glúteos de forma circular. En la ducha diaria usar jabón cremoso y una esponja o guante áspero. Masajear los glúteos de forma circular y ascendente para activar la circulación sanguínea, prevenir la flaccidez y la celulitis y obtener una piel lisa y suave. Diariamente aplicar crema hidratante en la zona. Si se tienen varios granos infectados, consultar al dermatólogo. Usar ropa que sea de algodón. Evitar los tejidos que no dejen transpirar la piel, los tejidos sintéticos y la ropa demasiado ajustada. Tratar de no estar sentada demasiado tiempo. Leonor Sedó  Fuente: 39 y más

Share.

Leave A Reply

El sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.
Más sobre nuestros cookies