todo sobre la mujer y la menopausia

Practicar yoga alivia los síntomas de la menopausia

0

Aunque parezca algo sorprendente, las posturas del Yoga permiten que las articulaciones y columna roten ampliamente y en diferentes direcciones, lo que disminuye la rigidez y el deterioro de los huesos….Varios científicos se interesaron en la teoría del Hatha Yoga, la cual establece que mediante su práctica frecuente se previene la aparición de enfermedades en los huesos, específicamente la osteoporosis. El impulso para formalizar dicha investigación fue suministrado por los estudiantes de yoga, quienes al someterse a una serie de pruebas arrojaron como resultado mayor flexibilidad en las articulaciones y ausencia de osteoporosis.

Tal información pareció de gran contundencia para los investigadores, pues si ellos lograban demostrar los beneficios del yoga en la salud, obtendrían automáticamente un nuevo método de prevención para esta afección de los huesos.

Tras intensos estudios, los acreditados emitieron como resultado que sí existe una estrecha relación entre la práctica de este antiguo arte y ciencia de vida y la salud de los huesos. En consecuencia, se informó que la práctica del yoga es muy beneficiosa para enfrentar esos particulares signos de la menopausia como la osteoporosis.

Durante la menopausia los cambios hormonales hacen que el cuerpo y mente se comporten de forma distinta a la habitual. Es un periodo en el que el riesgo de sufrir osteoporosis, problemas cardiovasculares y cambios de humor se incrementan. Pero ¿sabía que con sólo realizar unos minutos de yoga al día puedes aliviar estos síntomas?

Aunque parezca algo sorprendente, las posturas del Yoga permiten que las articulaciones y columna roten ampliamente y en diferentes direcciones, lo que disminuye la rigidez y el deterioro de los huesos.

Dígale no a la flácidez
Esta disciplina fortalece la parte superior de brazos, hombros y músculos de la espalda, porque quienes la practican tiene que  soportar su propio peso durante las posturas invertidas. Otra extremidad que también se vigoriza, es la parte superior del fémur, pues en ciertas posturas de equilibrio se alterna el peso corporal en una u otra pierna.

Aumenta la densidad osea
Ejercicios como la danza, el trote, los aeróbicos o simples caminatas; provocan impactos fuertes en las articulaciones, además se trabaja una sola área del cuerpo y por lo general es las piernas. En el Yoga por el contrario, el esfuerzo de sostener el peso de todo el cuerpo no permite que se realice la acción solamente en las piernas, sino también en la parte superior del cuerpo, brazos y cuello.

Es sábila para la piél
Si bien es cierto que la sábila es bálsamo para la piel, no menos certero es que el yoga también es mágico para este órgano, ya que hace resaltar su luminosidad natural.

La disminución de estrógenos característico de este periodo, produce que el estado de la piel se recienta y por ende pierda su firmeza. A través del ejercicio milenario podrás recuperar la tonicidad de la piel, pues la actividad logrará que luzca más joven y radiante.

En armonía contigo misma
La combinación de respiración profunda, concentración y meditación mejora la memoria y la agilidad mental en los adultos de mediana edad, consiguiendo como efecto bienestar y salud mental.

FUENTE : http://elsiglo.com.ve/index.php/2010/10/practicar-yoga-alivia-los-signos-de-la-menopausia/

Share.

Leave A Reply

El sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.
Más sobre nuestros cookies