¿Conocéis  la leyenda del  “Día del libro y la Rosa” que se celebra el 23 de Abril?  Os la contamos.

Se cuenta que  en Capadocia —región que cambia de nombre según el lugar donde se explique— había un dragón que atacaba al reino.
Muertos de miedo, los habitantes decidieron entregarle cada día dos corderos al dragón para satisfacer su hambre y que no atacase la villa. Pero cuando los animales empezaron a escasear se decidió enviar a una persona —escogida por sorteo— y un cordero.

Un día fue la princesa la escogida por sorteo para acompañar al cordero pero de camino hasta la cueva del dragón, se encontró al caballero Jorge y éste, matando al dragón clavándole su espada, la rescató.
De la sangre que brotó del cuerpo sin vida del monstruo nació una rosa roja que el caballero le entregó a la princesa.

Por eso, en Cataluña, Baleares y en partes de la Comunidad Valenciana es costumbre cada 23 de abril que los hombres regalen rosas a las mujeres, como si de un caballero y una princesa se trataran. Ellas como compensación les regalan un libro, recordando el enterramiento y fallecimiento respectivamente de 3 grandes de la literatura, Cervantes y Shakespeare e Inca Garcilaso.

Hoy en día, esta costumbre ha ido evolucionando y se sigue regalando una rosa, pero es mayormente  el día en el que los libros toman las calles y se regalan a los seres queridos celebrando de alguna manera el amor universal , que es el único que nos va a permitir a tod@s en esta época convulsa rescatar los valores mas hermosos de nuestra existencia.