Esta semana os traemos una receta con mucho amor, ideal para aquellos a quienes les encanta celebrar la fiesta de los enamorados: Corazones de san Valentín de crema y fresas.

Las propiedades antioxidantes de las fresas nos ayudarán a prevenir el envejecimiento, proporcionando más elasticidad a nuestra piel y mejorando el estado de nuestro cabello y uñas.

Es una de las frutas más ligeras, por eso  es ideal para quienes quieran realizar una dieta para perder peso, y se recomienda su consumo durante la menopausia porque su contenido en boro incentiva la producción de estrógenos.

No hay que olvidar tampoco el poder afrodisíaco de las fresas, que nos ayudarán a aumentar nuestra líbido.

 

Ingredientes (para 6 corazones):
      Para la masa:
  •  120 g harina integral de espelta
  •  30 g almendra cruda molida
  •  50 g mantequilla vegetal
  •  50 g azúcar integral de caña molido
  •  2 yemas de huevo de agricultura ecológica
  •  1 pellizco de sal marina
  •  piel rallada de limón
  • 1 clara de huevo para barnizar
      Para la crema pastelera:
  •  1 yema de huevo de agricultura ecológica
  •  20 g azúcar
  •  10 g maizena
  •  170 ml leche de espelta
      Para decorar:
  •  1 vaso de agua mineral
  •  1 c/p agar-agar en copos
  •  2 c/p concentrado de manzana natural
  •  8 fresas
Elaboración:
– Para hacer la masa, poner en el recipiente de la picadora todos los ingredientes y mantener el botón apretado hasta que se forme una masa compacta. Hacer una bola, envolverla en film de cocina y guardarla en la nevera 1 hora.
– Dividir la masa en 6 partes iguales, ponerlas entre dos films de cocina y extenderlas con el rodillo hasta obtener un grueso de 1/2 cm. Forrar 6 moldes en forma de corazón. Si se rompe la masa, no hay más que unirla de nuevo.
– Pinchar con un tenedor la base de los corazones para evitar que suban durante la cocción. Hornearlos 20 minutos con el horno precalentado  a 190º. Si vemos que se hincha la base de los corazones, la aplastamos con una cucharilla de café.
– Sacar los corazones del horno cuando estén dorados y barnizarlos con clara de huevo.
– Para hacer la crema pastelera, batir la yema, el azúcar y la maizena. Añadir la leche caliente, remover y  cocer con el fuego al mínimo. Remover sin parar con un batidor hasta que arranque el hervor. Tapar con film de cocina y dejar enfríar.
– Para dar un toque brillante a los corazones, poner en un cazo el agua, el agar-agar, el zumo concentrado y 2 fresas cortadas en trozos. Dejar hervir unos 12 minutos y colar a continuación.
– Rellenar los corazones con la crema y decorar con las fresas cortadas a láminas. Barnizar la superfície con la gelatina de fresas.
Nota:
– c/p: cuchara de postres
¿Qué os han parecido estos Corazones de san Valentín de crema y fresas? ¡Seguro que os han encantado!