El hígado en la menopausia

El hígado en la menopausia

2018-09-22T14:03:57+00:0011 septiembre 2018|

En la medicina tradicional china el hígado es un elemento madera (la madera simboliza en la naturaleza verde en movimiento).

El hígado es el órgano que tiene más funciones conocidas. Cada célula tiene más instrucciones programadas que el programa informático más sofisticado y su meridiano puede activar muchas de las instrucciones relacionados con la absorción y la desintoxicación.

El hígado tiene la función de almacenar y regular la cantidad de sangre que circula de acuerdo con los diferentes estados fisiológicos. 

Durante el sueño, la cantidad de sangre necesaria para el organismo es escasa, por eso una mayor cantidad de sangre es almacenada en el hígado. Cuando se realiza un esfuerzo, el hígado expulsa la sangre reservada para responder a las necesidades del organismo en cada momento.

Metafóricamente, el hígado constituye la frontera que filtra y cuida que no pase nada inadecuado procedente de los intestinos (emociones no digeridas y tóxicos alimentarios) hacia el corazón.

No permite que traspase allí ninguna emoción tóxica, del mismo modo que a nivel físico, impide que entre cualquier sustancia tóxica en la sangre, filtrando y transformando la sangre proveniente de los intestinos (de la digestión) en sangre “verdadera” y depurada de tóxicos.

¿Qué sucede cuando la sangre del hígado es insuficiente?
Habrá desnutrición en los ojos (con síntomas como ojos secos, problemas de visión…) y desnutrición en los tendones (calambres y espasmos y problemas de movilidad de miembros).

Metafóricamente, cuando el hígado se desgasta, se sobresatura o se intoxica, debido al estrés, traumas o conflictos del pasado (que no han quedado resueltos, los sentimientos reprimidos, deseos insatisfactorios), o una mala alimentación (abuso de proteína animal, sal, frituras, lácteos, alcohol, tóxicos químicos o físicos, ambientales o alimentarios) tiene más dificultad en depurar las emociones y hacerlas asimilables. Con lo cual, no logra cumplir con su función de amortiguar el efecto de un impacto emocional no deseado y regular nuestra capacidad de reacción y de gestión ante una situación adversa.

Si el hígado se encuentra en malas condiciones, almacenamos emociones como la frustración y contención emocional que no tienen nada que ver con la parte espiritual, sino con la rabia, intolerancia, contrariedad, agresividad contenida, culpabilidad, etc. Son emociones no digeridas.

El hígado en la menopausia
El hígado se alimenta de estrógenos (hormonas sexuales femeninas “derivadas del colesterol”), cuando estos desaparecen, éste funciona a menor capacidad con lo cual el trabajo que el hígado desarrolla, que es actuar como laboratorio del cuerpo, eliminando las toxinas, se ve dificultado, con lo que las descargas son menores y todo nuestro sistema físico-químico y psicológico se ve sobrecargado también. 

Cuando el hígado se ve sobrecargado, se dificulta la capacidad circulatoria lo cual explica los comunes dolores de cabeza, hipertensión, trastornos digestivos. Con la falta de estrógenos también se produce sequedad vaginal, asociada con la falta de lubricación, generando sequedad vaginal y dificultando las relaciones sexuales.

En la medicina china, los trastornos de la menopausia no son solo un desequilibrio hormonal, sino que están relacionados con la disminución del Qi (enrgía vital) y la debilidad de la sangre. Son más graves en mujeres con un desarrollo de la pubertad más tardío y escaso, que indica insuficiencia de los riñones.

La mayoría de los trastornos de la menopausia se explican por la disminución de la energía del elemento agua (riñón). Si no hay bastante agua, el fuego (elemento madera asociada al hígado) se descontrola y entonces aparecen taquicardias, irritabilidad, sudores, sofocos y mareos…

También un exceso de fuego asociado al hígado puede producir explosiones de ira y trastornos emocionales.

Un hígado sano
El hígado es el órgano de la felicidad porque si está sano y en armonía está directamente relacionado con la generosidad, el altruismo, la capacidad creativa, la paciencia, la tolerancia, la capacidad de planificación y de proyección, el afán de expansión de la conciencia y la sed de conocimiento.

Consejos para regularlo
Nutricional:
Introducir a nuestra dieta estos alimentos:

  • Perejil.
  • Puerros.
  • Ácidos grasos esenciales (aceite de germen de trigo, aceite de germen de maíz, aceite de nueces, aceite de pepita de uva, aceite de soja, etc.)
  • Sésamo.
  • Levadura de cerveza.
  • Alcachofas.
  • Menta.
  • Té.

Emocional:
Introducir frases positivas en nuestros pensamientos, como:

  • Soy feliz.
  • Tengo suerte.
  • Estoy de buen humor.
  • Soy receptivo y flexible.
  • Expreso libremente mis emociones.

Cómo corregirlo     
En la consulta de kinesiologia y terapias holísticas, primero de todo miraremos cual es la disfunción del hígado y su problema raíz y las conexiones que tienen con el resto del cuerpo, tanto corporal, como emocional y espiritual. Después realizaremos las correcciones necesarias para conseguir el equilibrio y la omeostasis del cuerpo.

Algunas de las correcciones son:

  • Medicina tradicional china.
  • Técnicas de liberación emocional.
  • PAR Biomagnético.
  • Programación nreurolingüística,
  • Nutrición energética.
  • Etc…

Raül Gámez

Kinesiología y Terapias Holísticas

www.raulgamezkinesiologia.com

2 Comments

  1. genia 6 septiembre, 2018 en 2:17 am - Responder

    Hola buenisimo el articulo de el higado en la menopausia, aunque solo hay algo que me gustaría que fuera nombrado la menopausia como un proceso del ciclo vital de las mujeres y no como un trastorno.

    • Montse 14 septiembre, 2018 en 11:39 am - Responder

      Muy buenas, tienes toda la razón, se lo trasladaremos al profesional que ha escrito el artículo. Muchas gracias por seguir nuestra web ella y el abanico y por tu comentario!!

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.