“Quien Conoce el Sonido lo Conoce Todo.” Maestro D.K.

Las palabras tienen poder. Son utilizadas de muchas formas para transmitir lo que pensamos y lo que sentimos, aunque muchas veces no tenemos ‘palabras’ para poder expresar lo que realmente sentimos.

Esto sucede porque más allá de nuestra comprensión hay mucho más. Cosas que no comprendemos, que no sabemos explicar porque no han sucedido antes o socialmente no se han sabido explicar.

 Los Mantras responden a esa parte no explicada. Son palabras que en su mayoría invocan a deidades, pero en si son palabras a las que se les ha dado poder. La mayoría de Mantras están escritos en Sánscrito o lenguas antiguas practicadas en templos y lugares sagrados. Y sería el equivalente a ciertas oraciones practicadas en religiones tales como la Cristiana o la Musulmana.

Cuando pronunciamos una palabra estamos conectando con las emociones y los significados que esa palabra lleva consigo. Y cuando recitamos un mantra estamos haciendo lo mismo, usando el poder de la palabra con toda la carga emocional y espiritual que le acompaña. Y al invocar a deidades en realidad estamos conectando con la fuerza energética que esa deidad en concreto nos está aportando.

El mantra básico y primordial es el mantra AUM, que se pronuncia ‘OM’ y, ¿sabías qué AMEN proviene de la misma raíz? Pues sí, tanto Om como Amen nacen de A.U.M. y están conectándose con la fuerza de la creación, uniendo espíritu y materia a través de las fuerzas del Amor.

La ‘A’ representa al Padre.
La ‘U’ al Hijo, y
La ‘M’ representa a la Madre.

 Tomadas juntas: Aum es el ritmo cósmico espontáneo con el cual Dios abraza al Universo.

 Las escrituras antiguas nos indican que un mantra inicia con AUM y termina también con AUM. Es el movimiento creador de la vida, de los ciclos y los ritmos.

Cuando pronunciamos un mantra estamos creando una vibración a la que todas nuestras células responderán. Por ello al cantar el Mantra AUM estaremos conectando con todo nuestro Ser, con todas nuestras células, con la vibración de la creación. Permitiéndonos la Sanación a muchos niveles.

Voy a compartiros la definición que nos da de este preciado mantra el Dr. Sri K. Parvathi Kumar, en su libro de Mantrams, basándose en la Obra de Madame H. Blavatsky, La Doctrina Secreta, en los capítulos sobre el sonido, los mantrams y el sánscrito y la Obra de Alice A. Bailey en Cartas sobre la Meditación Ocultista.

  • OM puede ser invocado desde arriba hacia abajo, desde abajo hacia arriba, desde dentro hacia fuera y viceversa. Cada uno de nosotros está en el OM y el OM está en nosotros.
  • El OM puede ser pronunciado en todo momento, pero preferiblemente en el amanecer y el atardecer. Invoquemos el OM en el centro del Corazón o del Entrecejo.
  • Percibamos el OM en nosotros, alrededor de nosotros y como nosotros. Llenemos nuestro ser de OM y seamos el OM.
  • El OM como sonido gemelo es Espíritu-Materia, y representa su inseparabilidad en todos los planos y en todos los estados de existencia.
  • El OM como sonido único representa la unidad esencial de todo en la Existencia.
  • OM es la base del sonido y es el sonido sin sonido, Anahata. Es la Eternidad.
  • Cuando el OM deja de ser pronunciado, el mundo llega a su fin, es decir, retrocede de la manifestación al estado potencial.
  • El OM es pronunciado y no pronunciado alternadamente en periodicidades de tiempo en cada plano de existencia.
  • El OM es el hilo de la vida que mantiene TODO junto.
  • Invoquemos el OM con interés, sigamos al sonido para localizar su fuente de origen, y así podremos llegar al sonido sin sonido.
  • El OM no es algo que se pronuncia sino algo que tiene lugar, ya que la pronunciación misma se basa en OM.
  • Experimenta el OM en ti mismo, pues no eres en verdad diferente al OM.
  • Invoca el OM regularmente, 3, 5, 7 o 21 veces. Ello reorganizará tus patrones de conducta para que se alineen con los patrones naturales.
  • Invoca al OM y escúchalo. ¡Escúchalo incluso después de haberlo invocado! El escuchar nos lleva y nos funde en el OM. El OM permanece.
  • El OM es la Letra más allá de las letras del alfabeto de este Universo. Toda la sabiduría es el significado de esta palabra, OM.
  • Es el Veda de los libros védicos. Es la esencia de las Escrituras Sagradas.
  • Piensa en ti mismo como OM. Conoce al OM como “YO SOY”. Retira toda tu actividad hacia el interior de ti mismo como OM. Estarás más allá de toda la Creación como “YO SOY”

Y, con estas sabias palabras solo me queda deciros: OM

 

Marta_Puig_2

 

Marta Puig Bayés

Sanadora  pránica.Naturópata. Maestra en Masaje tradicional Tailandés. Terapeuta vibracional y estudiosa de varias disciplinas y tradiciones iniciáticas. Estudió psicología en la UAB.

Formada como Terapeuta e Instructora de Sanación Pránica. Alumna del Maestro Choa Kok Sui y de sus discípulos directos. Practicante de Arhatic yoga. Directora de Mundo Pránico, centro para el desarrollo del Pranic Healing y el Arhatic Yoga.

www.mundopranico.com

Si quieres lo puedes adquirir en nuestra tienda online CLICANDO AQUÍ