Falta de energía

Falta de energía

2018-05-18T14:23:10+00:00 mayo 18th, 2018|

IMPORTANCIA DEL ESTILO DE VIDA. Mis pacientes frecuentemente presentan agotamiento. Es necesario saber que, desde 1950, la dieta de las poblaciones occidentales se ha empobrecido drásticamente. Las verduras y las frutas frescas que consume hoy en día la población de los países industrializados ya no tienen la misma riqueza nutricional que en otro tiempo. Y esto no debe sorprendernos: los suelos, antaño ricos en minerales, se han agotado a causa de los métodos modernos de agricultura intensiva. Nos faltan minerales, vitaminas y antioxidantes.

Por otra parte, la mayoría disfrutamos poco de la Naturaleza. Estamos en la ciudad, rodeadas y rodeados de polución y wifi. El sobrepeso es cada día más frecuente, siendo la obesidad en España la segunda causa de muerte. La falta de sueño, la pérdida del ritmo circadiano del descanso. El estrés continuado nos produce Acidosis. La sangre y los tejidos deben tener un nivel de acidez, lo que llamamos pH, ligeramente alcalino para compensar la acidez que causan las funciones vitales, la actividad diaria y el estrés. Este equilibrio químico es fundamental para mantener la salud, ya que enfermedades como la artritis, las enfermedades reumáticas o el cáncer tienen su origen en un exceso de acidez.

Algunos síntomas que pueden indicarnos que el pH sanguíneo está desequilibrado son la falta de energía, la apatía y la pérdida del ánimo. Una correcta alimentación y un estilo de vida saludable nos puede ayudar a restablecer el equilibrio ácido-alcalino y a mejorar nuestro bienestar.

Para compensar es conveniente consumir Ácidos grasos esenciales Omega3 que mejoran el funcionamiento del cerebro y ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares e inmunológicas.

Los A.G. esenciales Omega 3 se absorben por el intestino y se incorporan inmediatamente a la vida de las células al incorporarse a las membranas celulares, en especial a las cardíacas y cerebrales. Nos ayudan a aumentar la resistencia a las situaciones de stress.

Si queremos una salud optima hay que comer como comían nuestros antepasados, consumiendo más productos vegetales, fruta y pescado azul.

Y si está tomando medicamentos contra el colesterol (estatinas), piense en tomar la coenzima Q10 para aumentar la energía celular, reforzar los tejidos musculares (en particular el corazón) y luchar contra la pérdida de memoria (efecto secundario frecuente de las estatinas) y evitar los dolores musculares generalizados.

Recomiendo hacer una dieta detox para limpiar nuestro cuerpo de toxinas y mejorar así nuestros niveles de bienestar y vitalidad.

¡Hay que eliminar de la vida todo aquello que nos cause estrés y nos quite la sonrisa!.

ISABEL Fernandez Dra Isabel Fernandez.
Ginecóloga.
Directora de la Unidad de Ginecología y Medicina Integrativa de la Clínica Go&Fer