Málaga, 26 oct (EFE).- La menopausia precoz, que afecta sobre todo a mujeres operadas de cáncer, podría utilizar células madre en sus tratamientos para paliar síntomas como la atrofia vaginal, ya que estas pacientes no pueden tener ningún contacto con hormonas.

Fuente: La Vanguardia

El especialista en Urología, Doctor Pedro Torrecillas, ha asegurado hoy a Efe que desde la clínica que él dirige se ha trabajado con un centro londinense en un tratamiento con células madre, lo que ha dicho que es un “tema novedoso” en el que ya se tiene cierta experiencia y que están seguros de que no da efectos secundarios.

Torrecillas ha destacado que la menopausia es una etapa en la vida de las mujeres donde es fundamental el apoyo continuo no solo de la pareja, sino del entorno y los profesionales médicos que las acompañen en este periodo de sus vidas.

“Es importante tratar a las mujeres de forma cordial, transmitirles que lo que tienen no es un problema psicológico y que lo que más necesitan en esta etapa es apoyo, comprensión, cariño, y de eso se tiene que encargar la pareja sobre todo”, ha señalado.

Ha especificado que lo que requieren estas pacientes no lo puede dar un psicólogo, ya que lo que más les va a ayudar es un abrazo, una mirada o una palabra agradable, sentirse protegida y segura tanto con su familia y allegados como con los tratamientos y terapias que les ofrecen los especialistas.

Uno de los principales síntomas del climaterio es la incontinencia urinaria, de la que Torrecillas ha apuntado que se puede dar entre los veinte y los treinta años, y que de hecho, hay un diez por ciento de mujeres de estas edades que la empiezan a padecer, se les agrava tras el parto y se les intensifica con la menopausia.

Con respecto a la aversión de la sociedad a hablar sobre menopausia, ha comentado que las mujeres entre ellas sí que hablan del tema, pero en las parejas no, solo para “excusar” o a veces para “atacar”, a lo que ha hecho alusión al uso del término menopáusica de forma despectiva.

La experta en nutrición y responsable de la línea oncológica de Vitae, Helena Rutllant, ha insistido en cuanto a la alimentación, en que es importante intentar comprar productos de los que se conozca su procedencia, para evitar exceso de tóxicos, ya que son “irruptores hormonales”, lo que afecta especialmente a las pacientes.

Ha señalado que todo lo natural no tiene por qué ser inocuo, por lo que aunque se conozca la procedencia del producto, hay que esmerarse en la limpieza y preparación previa de productos como las carnes o las verduras y frutas.

La menopausia ha sido el tema principal del fórum organizado por la asociación “ella y el abanico”, que se ha celebrado hoy en la Diputación de Málaga, y en el que la diputada de Igualdad e Innovación Social, Ana Mata, ha destacado que antes no se hablaba de estos temas, lo que denotaba “desigualdad de oportunidades”. EFE