Los excesos de las fiestas

Los excesos de las fiestas

2018-12-24T09:27:47+00:0024 diciembre 2018|

Llegado diciembre sabemos de antemano que toca la Navidad, celebraremos el fin de año y hasta el 7 de enero no vamos a parar

Sea cual sea tu credo y tus tradiciones, el mes de diciembre implica un aumento de cenas y reuniones donde las copiosas mesas llenas de comidas nos rodean, y casi me atrevo a decir, nos acosan!

Que por mucho que te convenzas que en estas fiestas vas a controlar… cada año te pasas de la raya y acabas por soñar en que se terminen para poder volver a la normalidad.

Seamos prácticos, no vamos a dejar de ir a las cenas de empresas, las cenas de amigas y mucho menos a las distintas reuniones familiares. No hay tregua hasta pasado el día de reyes! 

La verdad es que poder disfrutar de ratos en buena compañía y con el deleite de acompañarlo con recetas elaboradas siempre es un placer y un regalo para nuestra alma. 

Pero una cosa no quita la otra y tantos ágapes acaban por pasar factura a nuestros órganos y un poco a nuestro peso corporal también. Las fiestas asustan a nuestro metabolismo!

Lo primero que podemos notar es un hinchazón de la barriga y sentir que nuestras digestiones se vuelven más pesadas. Ya no es solo que comemos más cantidad, sino que también mezclamos muchos alimentos que no hacen más que dificultar aún más nuestras digestiones. Y que decir de las copas de cava que sin darte cuenta te pasas con tantos brindis y las sobremesas con licores después de vaciar las botellas de vino!

Es más que seguro que en estos días haces un cambio total de dieta con la temida frase “ ¡ Un día es un día ! ” 

Llegados a este punto, mi idea es proponeros algunos gestos sencillos sobre el rostro para que la reflexología facial os ayude en estos excesos y poder sobrevivir a tantos platos exquisitos.

La sabiduría popular nos recuerda que comer ligero al día siguiente de los excesos ayuda, e intentar caminar un poco más también. Pero nuestro metabolismo está haciendo un sobre esfuerzo y la reflexología facial está aquí para ayudarlo con tanto trabajo.

Solo vamos a necesitar nuestras manos y nuestro rostro para despertar la energía de nuestro sistema digestivo y así colaborar con el estómago, el hígado y como no los intestinos. Lo ideal es realizar los masajes por la mañana, pero se pueden repetir durante el día sin problema. 

Si al llegar a casa de la familia nos encontramos con una mesa pantagruélica no dudéis en repetirlos antes de sentaros a la mesa. Y si las raciones aumentan durante el almuerzo siempre se podrán repetir los masajes entre plato y plato.

Pero como siempre el buen criterio y las raciones ajustadas serán el mejor aliado de nuestro metabolismo.

 

Pasos de reflexología facial que os pueden ayudar:

  • Paso 1- Activar el estómago: colocar el índice sobre la aleta izquierda y realizar un gesto suave pero firme mientras deslizamos el dedo sobre la mejilla mientras vamos rodeando la base de la aleta hasta llegar a la mitad del labio superior. Nos va a tomar 4 segundos cada gesto. Podemos repetir 30 veces este movimiento y empezaremos a notar como la zona se calienta. Si necesitas realizar más repeticiones para sentir la zona activada puedes alargar hasta 1 min sin problema de sobre-estimulación. Del mismo modo que si sientes que se activa con solo 20 repeticiones ya será suficiente y podrás pasar a realizar el paso 2.
  • Paso 2- Activar el hígado: colocar los dedos índices y corazón sobre la aleta derecha de la nariz y deslizarlos con gesto suave y firme dirección a la comisura de la boca. Podemos frotar la zona con un gesto de vaivén, como si nos frotáramos, unos 30 segundos y luego barrer de arriba hacia la boca unos 30 segundos más. Combinar estos dos movimientos va a ayudar antes a la energía del hígado.
  • Paso 3- Activar los intestinos: colocar la mano abierta sobre los labios y ejercer un masaje horizontal calentado toda la zona alrededor de la boca activa los intestinos. El gesto será de vaivén, como si nos frotáramos los labios y sus alrededores y realizaremos 20 repeticiones con la mano derecha y luego 20 más con la mano izquierda. Podemos activar los intestinos un minuto. Mejor por la mañana para facilitar la deposición. Si el estreñimientos con tantos cambios de alimentación se acentúa en estas fechas, podemos repetir este paso hasta 4 veces al día. 

Este tercer paso NO es recomendable para las mujeres que estén en periodo de gestación y deberán evitarlo.

¡Felices fiestas y feliz año nuevo!

 

Anna Roca

Reflexoterapeuta facial

 

 

 

www.annarocaterapeuta.com

 

 

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.