Aunque podemos encontrarlo en el mercado durante todo el año, la temporada  natural del calabacín va de marzo a septiembre, que es cuando resulta más gustoso.
 
Hoy os traemos unos Macarrones integrales con calabacín aromatizados con albahaca fresca.
 
El calabacín es muy ligero y  tiene efectos diuréticos, y por su bajo contenido en sodio resulta muy adecuado para las dietas sin sal. Contiene también potasio y magnesio, mineral  que interviene en la formación de  los huesos.
 
Conviene consumirlo con piel pues es allí donde se encuentran la mayoría de vitaminas y antioxidantes, por lo que resultará mucho más beneficioso si lo compramos de cultivo ecológico.
 
Ingredientes (para 2 personas):
  •  150 g macarrones integrales
  • 3 c/s aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • 1 calabacín tierno
  • 400 g tomates maduros
  • 12 hojas de albahaca
Elaboración:
– Calentar el aceite en una sartén y añadir el ajo cortado a láminas.
– Rehogar el calabacín cortado a láminas muy finas durante dos minutos.
– Añadir el tomate triturado y cocerlo a fuego vivo hasta que se haya evaporado toda el agua. Agregar las hojas de albahaca, remover y apartar del fuego.
– Cocer los macarrones siguiendo las indicaciones del fabricante. Colar y poner en los platos. Echar por encima la salsa de calabacín.   
 
Notas:
– c/s: cucharada sopera. 
– Para que la albahaca no pierda su perfume conviene agregarla en en el último momento de la cocción.
 
Estos  Macarrones integrales con calabacín tienen un aroma mediterráneo que os encantará.