Partiré de la base de que la menopausia para mi fue una liberación, el reto es sentirse bien, lo demás todo son ventajas. No sé si habéis hecho alguna vez el cálculo de lo que invierte una mujer menstruante al mes, al año y en la vida en compresas, tampones, pastillas para si duele, pastillas anticonceptivas…y otros complementos ideados para este momento.

Me encanta ser mujer y haber tenido la regla (que nadie piense lo contrario) pero cuando compro material para mi hija…solo recordarlo disfruto de la época ya acabada y me relamo al pensar lo lejana que me parece. Sumemos por encima aunque es meridianamente evidentemente que no todas las mujeres consumen lo mismo. Ah eso,si con IVA de artículo de lujo como es obvio que es. La opción es lavarse en casa los “paños” como hacían nuestras predecesoras no hace tantos años. ¡Lujazo total! Si hacemos una burda aproximación de 4 tampones al día por 5 días una vez al mes durante una media de 35 años…sobrepasa los 6000€. Añadimos todo lo otro y el resultado es tan interesante como los que dejan de fumar.

Dicen y remarcan las últimas tendencias de mejora personal que lo importante en la vida no es que te ocurre, si no como afrontas la situación. Bueno, con la regla lo mismo. No es lo mismo una persona que ni se entera ni casi usa nada que otra que aquello más que un signo de feminidad fantástico, parece las cataratas del Niagara y es un auténtico drama donde necesita material de lujo a mano cada poco rato. No entraré en detalle, pero las que saben de que hablo…lo tienen claro. Así que, a llevarlo divinamente. Para hacer honor a la verdad os confesaré que en 30 años de profesión también he conocido mujeres a las que les resultaba placentero tener la menstruación. Afortunadamente en la actualidad tenemos más información y conocimientos para mejorar estas situaciones.

En nuestra consulta de ACUPUNTURA acuden cada vez más mujeres para mejorar todas estas situaciones que aunque no se comenten, son muy frecuentes y alteran la vida cotidiana. Tanto las hemorragias exageradamente fuertes, como el dolor (dismenorrea), como los ciclos cortos o largos. Así que mientras unas solucionan todos estos inconvenientes si es que los tienen- afortunadamente no es generalizado- el resto vamos a disfrutar de esta ausencia que pasa a ser un recuerdo cada vez más vago. Así que a partir de la temida/ desconocida menopausia, desaparecen las fronteras y muchas barreras.
¡A disfrutar!

Dra. MMarga legoruburuargarita de Legorburu
Licenciada en medicina por la Universidad Autónoma de Barcelona.
Máster en acupuntura por la Fundació Bosch i Gimpera de la Universitat de Barcelona.
Diplomada en acupuntura por las escuelas de Toulouse, Pekín (China) y Colombo (Sri-Lanka).
www.acupuntura-legorburu.com
http://www.acupuntura-legorburu.com/blog/