Microondas, el enemigo en la cocina.

///Microondas, el enemigo en la cocina.

Microondas, el enemigo en la cocina.

2015-11-17T11:00:46+00:0017 noviembre 2015|

De acuerdo con el documento “Diez Razones para Deshacerse de su Horno Microondas”, del investigador William P. Kopp, existen motivos para dejar de cocinar en el microondas como citamos a continuación. A partir de ese documento, hemos redactado este texto para prevenirnos de un tipo de cocción insana y peligrosa.

1. Comer continuamente comida procesada en un horno microondas causa daño cerebral permanente a largo plazo, debido a “cortocircuitos” de los impulsos eléctricos en el cerebro. Comer alimentos procesados en el microondas  causa daño cerebral permanente a largo o mediano plazo, esto significa que si sigues consumiendo comida calentada en el microondas, al llegar a tu vejez o antes, puedes sufrir uno o varios de estos padecimientos: Alzheimer, deterioro cognitivo (pérdida de la inteligencia), retraso mental en mayor o menor grado, demencia, depresión, esquizofrenia… Estos daños se deben a cortocircuitos en los impulsos eléctricos del cerebro, los cuales son causados por la asimilación de alimentos con ADN corrupto. Esto, científicamente, se llama depolarización o desmagnetización del tejido cerebral.
2. El cuerpo humano no puede metabolizar los productos desconocidos creados en la comida preparada para ser calentada en el microondas. Tu horno emite ondas electro-magnéticas a una frecuencia de aproximadamente 2,400 mega hertzios, estas ondas hacen que las moléculas de agua de tu comida se exciten y vibren a una velocidad impresionante creando mucha fricción entre ellas, haciendo que el agua de tu comida se caliente y por consecuencia lo demás, es por esto que lo que no contiene agua no se calienta.
Las moléculas de la comida que fueron sacudidas por un microondas pierden completamente su estructura, su ADN se altera por completo. Pues algo así pasa con todas las moléculas de la comida que calientas en el microondas, su ADN se altera convirtiéndose en información genética ERRONEA Y BIZARRA, y al comer y asimilar este alimento calentado de esta manera la información de nuestras células sanas se altera causando estragos enormes a nivel molecular.
De hecho, cuando ingerimos esta comida calentada en microondas… nuestro organismo trata de encapsular en grasa la mayor parte de esta comida para evitar que sea absorbida por el intestino, y así sea evacuada para evitar ser asimilada, porque, por si no lo sabías, nuestro organismo detecta inmediatamente que estás ingiriendo algo con un ADN desconocido, y trata de pasarlo tal cual para no sufrir daños graves a nivel molecular. Y por si fuera poco, consumir comida de microondas es como no comer casi nada, ya que tu organismo trata de no absorber en lo posible este alimento.
3. La producción de hormonas masculinas y femeninas es alterada como resultado de comer continuamente alimentos cocinados en el horno de microondas. Está científicamente comprobado que los alimentos cocinados en horno microondas alteran y disminuyen tanto las  hormonas femeninas como las masculinas. La producción de hormonas es alterada y causa infertilidad en menor o mayor grado, en los hombres deteriora la calidad del esperma y aumenta en un 60% la posibilidad de tener un hijo con deficiencias, deformaciones o algún síndrome.
4. Los efectos de la comida de microondas son residuales (permanentes y de largo plazo) dentro del cuerpo humano. La Dra. Lita Lee de Hawai informó en The Lancet en diciembre de 1989: “El pasar por el microondas las fórmulas para bebés transforma a determinados aminoácidos en sintéticos (cis-isómeros no biológicamente activos). Además, uno de los aminoácidos convertidos es conocido como una neurotoxina (venenoso para el sistema nervioso) y una nefrotoxina (venenoso para los riñones). Por si no fuera lo suficientemente nocivo que no se amamante a muchos bebés, ahora se les alimenta con leche simulada (fórmula para bebés) que se vuelve aún más tóxica a través del microondas”.
5. Los minerales, vitaminas y nutrientes de toda la comida de microondas son reducidos o alterados y, por consecuencia, el cuerpo humano obtiene poco o nulo beneficio. Se observa una disminución de la biodisponibilidad del complejo de vitamina B, vitamica C, vitamina E, minerales esenciales y factores lipotrópicos en todos los alimentos testados. También distintas clases de daño en varias sustancias de las plantas, tales como alcaloides, glucósidos, galactósidos y nitrilósidos. Y la degradación de las nucleoproteínas en carnes.
6. Los minerales en los vegetales son alterados y se convierten en radicales libres cancerígenos cuando son calentados en horno de microondas. En el libro de Robert O. Becker, The Body Electric, el autor describió las investigaciones rusas sobre los efectos de la radiación de microondas en la salud, que ellos denominaron “enfermedad de microondas”. En la página 314, Becker declara: “Sus [enfermedad de microondas] primeros signos son la presión sanguínea baja y pulso lento. Las manifestaciones posteriores y más comunes son la excitación crónica del sistema nervioso simpático [síndrome de estrés] y la presión sanguínea alta. Esta fase también incluye a menudo dolor de cabeza, mareo, dolor de ojos, insomnio, irritabilidad, ansiedad, dolor de estómago, tensión nerviosa, incapacidad para concentrarse, pérdida del cabello, además de una mayor incidencia de apendicitis, cataratas, problemas de reproducción, y cáncer. Los síntomas crónicos son seguidos por crisis de agotamiento suprarrenal y dolencia cardíaca isquémica [el bloqueo de las arterias coronarias y ataques cardíacos].
7. Los alimentos del microondas causan crecimiento de tumores cancerígenos en estómago e intestino. Esto puede explicar los cada vez más frecuentes casos de cáncer de colon en los Estados Unidos y otros países desarrollados. El uso del microondas conlleva un marcado aumento en la cantidad de saturación de partículas alfa y beta de los alimentos; también, la creación de agentes productores de cáncer dentro de los compuestos  de proteína hidrolizada en leche y granos de cereales se trata de proteínas naturales que se dividen en fragmentos antinaturales por la adición de agua.
La alteración de sustancias elementales de los alimentos causa desórdenes en el sistema digestivo debido a un catabolismo inestable de los alimentos expuestos a microondas. Y también proceso metabólico de desintegración.
Debido a alteraciones químicas en los componentes del alimento, se ha observado mal funcionamiento dentro del sistema linfático, causa de una degeneración de la capacidad inmune del cuerpo respecto de determinadas formas de neoplasias (crecimientos anormales de tejido). El consumo de alimentos expuestos a microondas causó un incremento en el porcentaje de células cancerosas dentro del suero sanguíneo (células tumorales tales como sarcoma). Las emisiones de microondas causó alteración en el comportamiento catabólico (proceso metabólico de desintegración) de glucósidos y galactósidos en frutas congeladas cuando se las descongeló de esta manera.
La emisión de microondas causó alteración del comportamiento catabólico de los alcaloides de plantas cuando vegetales crudos, cocidos o congelados fueron expuestos a microondas aunque la exposición fuera mínima en duración. Se formaron radicales libres causantes de cáncer dentro de determinadas formaciones moleculares de minerales traza en algunas sustancias de la planta, especialmente vegetales-raíz crudos.
En un porcentaje estadísticamente alto de personas, los alimentos expuestos a microondas causaron crecimientos cancerígenos en estómago e intestino, así como una degeneración generalizada de los tejidos celulares periféricos, con una destrucción gradual de la función de los sistemas digestivo y de excreción.
8. El consumo prolongado de alimentos calentados en microondas incrementa las células cancerosas en la sangre. Según la Dra. Lee, los cambios se observan en la composición química de la sangre y los índices de ciertas enfermedades entre los consumidores de las comidas de microondas. Los síntomas anteriores pueden provocarse fácilmente por las observaciones que se dan a continuación. Lo que sigue es una muestra de estos cambios:
– Se observaron desórdenes linfáticos, que llevaron a la capacidad reducida de prevenir determinados tipos de cánceres.
– Se observó en la sangre un porcentaje más elevado de formación de células cancerígenas.
– Se observaron porcentajes más elevados de cáncer de estómago y del intestino.
– Se observaron porcentajes más elevados de desórdenes digestivos y un paulatino colapso de los sistemas de eliminación.

9. La ingestión continua de comida de microondas provoca deficiencias en el sistema inmunológico por las alteraciones causadas en la glándula linfática y el plasma sanguíneo. Un trabajo publicado por  el Dr. Hans Ulrich Hertel y el Dr. Bernard H. Blanco del Instituto Federal Suizo de Tecnología y el Instituto de Bioquímica de la Universidad de Lausanne  confirmó que la comida cocinada en hornos microondas tenía efectos cancerígenos sobre la sangre. El Dr. Hertel fue el primer científico que realizó un estudio clínico de calidad sobre los efectos que tienen los nutrientes pasados por el microondas en la sangre y la fisiología del cuerpo humano. Su pequeño, pero perfecto  estudio mostró la fuerza degenerativa producida por los hornos microondas. La conclusión científica demostró que al cocinar con microondas cambiaron los nutrientes de los alimentos, y ocurrieron cambios en la sangre de los participantes que podían provocar el deterioro del sistema endocrino.
Según el Dr. Hertel, “la leucocitosis, que no puede ser explicada por las desviaciones diarias normales, es tomada muy en serio por los hematólogos. Los leucocitos son a menudo señales de efectos patógenos sobre el sistema vivo, tales como envenenamiento y daño celular. Parece que los aumentos marcados fueron causados totalmente por ingerir las sustancias preparadas con el microondas”.
10. El consumo de comida de microondas causa pérdida de memoria, de concentración, inestabilidad emocional y decremento de la inteligencia. También el uso de  trasmisiones de microondas artificiales para el control sicológico subliminal, a.k.a. “lavado de cerebral”, también ha sido  comprobado. Documentos de las investigaciones rusas de 1970 y los resultados registrados por los Dres. Luria y Perov con las especificaciones de sus experimentos clínicos en esta área certifican  esto con claridad. Incluso acontecimientos recientes en Palestina nos han recreado  un cuadro acerca de cómo el asalto de microondas sobre una multitud, en este caso una reunión de protesta contra el gobierno israelí, puede ser despachado sin que se dispare una sola bala o se dé un solo golpe físico, en resumidas cuentas sin que se cometa ningún tipo de violencia. Es el ejemplo más llamativo hasta la fecha de cómo un gobierno usa las señales electromagnéticas para influenciar la función cerebral de una masa de seres humanos, para en cierta manera “amuermarlos”. A una escala menor, estas técnicas han sido desplegadas durante mucho tiempo en las prisiones y los centros de detención.

BÚSCATE UN HORNO SANO
De acuerdo con los especialistas, lo más óptimo para la salud es cocinar en un horno convencional. Son baratos, tienen ventilador (que distribuye el calor de una forma uniforme) y son mucho más seguros.

Autora: Sara B. Peña a partir de un texto de William P. Kopp

Fuente:Vida Sana

 

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.