¡Es tiempo de enseñar los pies!

Fuera medias y calcetines, zapatos cerrados y botas, nuestros pies piden un descanso, pisar arena… césped… estar al aire libre… sandalias… etc… Pero….
Llevar las uñas pintadas, está de moda, y siempre  damos una imagen más cuidada, aunque sea en tono transparente, Después podemos jugar con los colores, para llamar la atención, estar a la moda, o transmitirmensajes, siempre, con unas manos cuidadas nuestra imagen se revaloriza.
Pero también con los pies. Si nuestras manos están muy cuidadas y los pies no, algo falla.
No hay nada más feo y que de una imagen de dejadez, como unos pies sin arreglar.
La pedicura se impone, ¡sobre todo si llevamos sandalias! Normalmente van del mismo color que las manos, pero este año hemos visto que pueden ir de diferente color, aunque en la misma gama y en otras ocasiones en tonos opuestos. Eso ya depende de nuestro estilo.
Si no se pintan, como mínimo ¡por favor! Las uñas bien cortadas, los pies hidratados y limpios.
Busca un buen centro donde te hagan la pedicura, puedes optar por hacerlo en casa con los instrumentos adecuados o también acudir a que los pececillos hagan su trabajo.
Con el agua del mar o la piscina, los esmaltes duran menos, pero siempre tenemos la opción de las uñas de gel, que duran entre 2 y 3 semanas impecables. Buscad un buen profesional para aplicarlo. No lo hagáis muy a menudo ya que debilita las uñas. Pero es una buena opción para el verano.
 !A disfrutar del buen tiempo!