“La Menopausia nos abre un abanico de oportunidades”

///“La Menopausia nos abre un abanico de oportunidades”

“La Menopausia nos abre un abanico de oportunidades”

2016-03-16T07:58:33+00:00 octubre 21st, 2011|

ella y el abanico surge del propio proceso de la menopausia de Montse Roura,  viajera catalana  y emprendedora del ámbito de las comunicaciones. Desde hace 5 años vive la menopausia sin haberse conformado con “terapia hormonal si, terapia hormonal no. “Esa era la información que te daban en aquel momento. Por otro lado trabajaba como productora fotografía publicitaria, un trabajo muy duro y con el paso del tiempo te da la sensación de estar vendiendo solo ropa, y rompí con mis rutinas                                                      Y ¿cómo fue ese cambio tan drástico?
Apareció la menopausia, una maravillosa etapa para replantearse muchas cosas y decidí dejar la producción. En medio me fui a Nicaragua a trabajar para una ONG. Al final trabajé más con la propietaria de donde estaba alojada, que con la propia ONG (ríe). Cuando volví a Barcelona había comenzado la crisis y la publicidad junto con la construcción fueron dos sectores que cayeron en picado.
¿Cuánto tiempo estuviste en Nicaragua?
Estuve unos tres meses. Yo trabajaba en los veranos, pues las producciones de fotografía se hacen en período estival en Europa y en invierno migraba al sur, donde comenzaba el verano, Ya no volví y comencé de verdad mi cambio.
¿Cuándo fue este primer salón?
En abril del año pasado, en las Cotxeres de Sants, Barcelona. Asistieron unas 500 personas durante 2 días. Fue un primer salón y creo que fue todo un éxito, teniendo en cuenta que los primeros emprendimientos cuestan mucho, en especial en tiempos de crisis.
¿Qué hiciste para sacarlo adelante?
Busqué sponsors para pagar las conferencias y los stands y se cubrieron casi todos los gastos. El próximo año -el 19 y 20 de octubre-, para el Día Mundial de la Menopausia tengo previsto hacer el segundo, que ya no se llamará “Salón” pues se transforma en sólo conferencias. Ya sabes: los proyectos van redirigiéndose y de entrada ya tengo el apoyo del Institut Català de les Dones (ICD) y del Ajuntament de Barcelona. Ya no voy tan sola.
Y ¿cómo contemplas este año y el día internacional de la menopausia?
Este año se cumple 1 año de ella y el abanico, y surgió de la siguiente manera: el Salón fue en abril de 2010. Llegó el verano. Descansamos de todo este esfuerzo maratoniano y llegamos a septiembre con la noticia de que desde tve2, nos quieren para hacer un programa enfocado a este día. Fue después de esto que decidí crear una ella y el abanico , pues tenía claro que un salón de este tipo sólo podía ser bianual por el esfuerzo que conlleva: búsqueda de sponsors, de conferenciantes, etc. ella y el abanico en si ya existía, pero era de carácter informativo para el mismo salón. La transformé con todas las dudas y sugerencias que recibí en el salón y ya ha cumplido un año: el proyecto está cada vez más grande… ¡me está aplastando y todo! Hay muchas preguntas sin contestar.
Por qué crees que no estaba cubierto este tema? ¿Se olvida a conciencia la menopausia?
Si, porque hay mucho tabú todavía al entorno de la menopausia. Muchas mujeres cuando se abanican (uno de los muchos síntomas de este proceso) no reconocen que la tienen, porque decirlo hoy, es lo mismo que lo que significaba hablar de la regla cuando éramos pequeñas. ¡Quien me hubiera dicho cuando pequeña, que se llegarían a anunciar compresas en la televisión!, ¡si lo que te decían era que se te cortaba la mayonesa con la regla! Era enfermizo: como si estuvieses “en pecado”. De la misma manera, la menopausia tiene aun esa connotación negativa con la que pasas a ser “vieja”. 
Crees que este miedo a reconocerse “con la menopausia” es porque en este mundo androcentrista la mujer menopáusica deja de estar en el “mercado”?
Puede ser, y también porque las empresas aun no han descubierto a la menopausia como un negocio. A la hora que lo descubran, se acaban los tabú. Respecto de eso que has comentado, pienso que hay distintos puntos de vista. De pequeña, la esperanza de vida se situaba en los 65 años, con lo cual llegabas a la menopausia y prácticamente estabas ya en la “tercera edad”. Ahora, la tercera edad se sitúa en los 75, 80 años, nada que ver con los 50 y pico de antes.
Pero, ¿no crees que aun hay un antes y un después de la menopausia en el imaginario colectivo?
Puede ser. Ahora más que nunca con esta crisis, donde las mujeres de más de 50 años, que pertenecemos a una generación a la que le tocó luchar por una serie de derechos, estamos viendo que se van todos “a paseo”… otra vez. Y excepto en altos cargos, en las empresas están prejubilando a razón de 5 mujeres / 1 hombre. Y también pasa como en todo: hay que re-situarse. Ahora nos toca buscar o hacer un “hueco” en el que no somos la Tercera Edad: seguimos activas. Habría que resituar todo: somos muy válidas, tenemos mucha experiencia, pero evidentemente no tenemos la fuerza o energía de los 20 años. Nuestros trabajos deberían variar más hacia las asesorías.
Estas tocando un tema bastante importante que es la fuerza laboral. A nivel de experiencia, el sentido común nos dice que, a más experiencia, mayor poder en el ámbito laboral. Es decir: cuando una mujer de 50 o 60 años se ve privada de sus trabajos, es cuando más puede producir a nivel cualitativo .
Me parece un error que no se considere a las personas de más de 50 (siempre hablando de cargos bajos y medios, por supuesto y considerando una proporción de 5 a 1). Hay que aprovechar toda esta experiencia, quizás no en puestos de primera línea, pero si en otros donde se necesita esta carga de “sabiduría” en lo laboral. Y que esto coincide con la menopausia, pues si. Y mientras no se dignifique la palabra, no lograremos un cambio cualitativo y que se normalice. 
Hablamos de crisis, de derechos que se están perdiendo y te has enfocado en lo laboral. Hablemos de Salud. ¿Cómo dentro de nuestro sistema se debe abordar la Menopausia para no verla como una enfermedad, sino como un proceso de cambio?
La menopausia se debe afrontar desde todos los actores de la sociedad como una más de las etapas en la vida de las mujeres, y como tal hay que afrontarla con unos cambios que pueden ser duros y dolorosos, como también pueden ocurrir en la adolescencia. Hay gente que dice “yo no he tenido la menopausia” como si tener la menopausia  fuera sólo no padecer sofocos u osteoporosis. La menopausia es todo un proceso: ya no te puedes reproducir, lo que es un cambio bastante importante en tu vida, que te permite reorientar en muchos casos tu sexualidad. Hay que ser concientes y que desde la sanidad se explicara este proceso, y no sólo tratarla como si fuera una enfermedad, con medicamentos. Esto no es así. Debemos educarnos para entrar en ella sin traumas. 
¿Existen campañas de información para aquellas que no se atreven a reconocer los síntomas del cambio y no se examinan ginecológicamente?
Desde luego, las hay. Pero es como todo. Va muy lento. Yo siempre digo que hay un abanico de posibilidades: es una etapa bonita, y si hay síntomas, hay que tratarlos, evidentemente, pero la mejor manera es concienciarnos desde lo público y lo privado, personal e íntimo. 
Hay indicadores globales que señalan que las mujeres mayores de 50 años en Europa (Cataluña incluida) adquieren con mayor frecuencia alguna Infección de Transmisión sexual, incluido el VIH. ¿“ella y el abanico” aborda temas de profilaxis sexual?
No  todavía no hemos tratado temas de esta índole pero es evidente  que  no por el hecho de que dejemos de concebir, dejaremos de usar condón,  pero me resulta extraño que a esta edad el riesgo de contagio  aumente. Bueno, la monogamia no es aval de seguridad ante el contagio…
Con la madurez se ve todo de distinta manera. Tu sexualidad también evoluciona: tu no estas con el mismo brío y tu actividad sexual se traduce en cualidad y no cantidad, y puede ser que el riesgo de contagio disminuya mucho.
Pero dentro de esta lógica, sería muy poco probable quedar embarazada si sólo has tenido relaciones sexuales una única vez….
Tengo claro que siempre hay riesgos, pero en este período y en este aspecto como en otros, escoges más y al escoger más evidentemente hay menos riesgo.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.