Si habéis logrado celebrar las fiestas sin abusar de los dulces, hoy podréis disfrutar de un riquísimo Roscón de Reyes que va a sorprender tanto a pequeños como a mayores.
No hay que olvidar que su componente principal son los hidratos de carbono. También es una buena fuente de grasas y proteína de buena calidad. Dentro de una dieta sana y equilibrada, se puede consumir con moderación.
Si queréis seguir con la tradición, no os olvidéis de introducir dentro de la masa antes de hornearla, una figura de un rey y una haba seca. Quien tenga la suerte de encontrar la figura, será coronado rey pero quien dé con el haba, deberá pagar el roscón.
Ingredientes:

Para la masa madre:
  • 100 ml leche tibia
  • 30 g levadura fresca de panadero (o 10 g de levadura seca)
  • 50 g harina de fuerza

 Para la masa:
  • 120 g azúcar glas
  • raspadura 1 limón y 1 naranja
  • 100 ml leche
  • 1 c/s miel de azahar, 2 c/s coñac y 2 c/s agua de azahar
  • 150 g mantequilla pomada
  • 3 huevos
  • 500 g harina de fuerza
  • 1 c/c sal marina


Para decorar:

  • 1 huevo, almendra laminada, azúcar, anís, cerezas confitadas
     
Elaboración:
– Para la masa madre: Deshacer la levadura con la leche tibia, añadir la harina. Mezclar. Tapar con film y dejar reposar 1/2 hora.
– Poner los ingredientes en el bol de la amasadora por este orden: el azúcar, las raspaduras de limón y naranja, la leche, la miel, el coñac y el agua de azahar. Mezclar. Añadir la mantequilla pomada y los huevos. Mezclar. Añadir la masa madre y la harina con la sal. Trabajar la masa hasta que esté suave y no se enganche.
– Ponerla en un bol de grandes dimensiones, tapada con un trapo de algodón, 2 horas o hasta que doble su volumen. Enharinar el mármol y amasarla para desgasificarla. Volver a poner en el bol, tapada, 1 hora y media más.
– Forrar un molde redondo de 26 cm con papel de horno, poniendo en el centro un aro de cocina, también forrado. Con las manos untadas en aceite, dividir la masa en 6 porciones y hacer bolas. Ponerlas dentro del molde y pintarlas con huevo batido. Tapar y dejar reposar 1 hora.
– Encender el horno a 180º. Volver a pintar la superficie del roscón con huevo batido, esparcir la almendra y el azúcar mojado con anís. Hornear a 180º durante 20-25 minutos. Dejar enfriar antes de desmoldar. Decorar con unas cerezas confitadas.
 
Nota:
– c/s: cucharada sopera; c/c: cucharadita de café.
Esperamos que este Roscón de Reyes os haya gustado y os animéis a prepararlo.