Mujer_14

Cuando tenemos 20 años, no importa lo que hagamos, a pesar de los malos hábitos de alimentación y las desveladas, siempre parece que tenemos buena salud. Sin embargo, después de los 30 años, y entre los 40 y los 50 años, los malos hábitos de alimentación comienzan a intensificar los trastornos hormonales. 

Fuente : Revista Mundo Natural

Si desea remontar la etapa de la menopausia sin problemas ni molestias, es necesario extremar los cuidados de su estilo de vida desde ahora que está joven y mucho antes que ésta se presente. 

Cuide su Dieta 
Lleve una dieta baja en grasas y rica en fibras provenientes de leguminosas como frijol, lentejas, garbanzos. También las nueces ayudan a aumentar la resistencia a la insulina que se desarrolla junto con los síntomas de la menopausia. 

Haga Ejercicio Diariamente 
El ejercicio disminuye la resistencia a la insulina y eleva los niveles de las hormonas del bienestar como la dopamina, serotonina y endorfinas que disminuyen junto con los niveles de estrógeno. 

Maneje su Estrés 
El disminuir los niveles de estrés a través de la yoga, meditación o técnicas de cuerpo-mente como los ejercicios respiratorios, ayudan a mejorar la función de las glándulas suprarrenales y liberar de los síntomas de la menopausia. 

Piense que Usted tiene el Poder 
Tal vez durante la menopausia sienta que está a merced de los cambios que se operan en su cuerpo, por eso es necesario nutrir y guiar a su cuerpo, para darle oportunidad de que se regenere a sí mismo, pero siempre bajo su control y poder. 

Fortalezca sus Huesos, Agudice su Mente 
Utilice todos los remedios naturales a su alcance para mejorar los síntomas de la menopausia. 

Huesos: 
Durante la peri-menopausia y la menopausia los huesos comienzan a hacerse más porosos esta densidad declina junto con los niveles de estrógeno que al disminuir hacen más lenta la producción de colágeno que es parte fundamental de los huesos. 

La salud de los huesos se mejora haciendo ejercicio, especialmente el levantamiento de pesas, el baile, correr, subir escaleras y el movimiento en general. Este beneficio se explica porque al contraerse los músculos se fuerzan los huesos a fortalecerse como respuesta. La yoga y el pilates, fortalecen los músculos principales y mejoran la densidad de las vértebras. 

Alimentos 
La carne roja tiende a extraer el calcio de los huesos, por esa razón se debe evitar comerla más de una vez por semana. Obtenga más calcio de sus alimentos, exponiéndose al sol diariamente. Aumente el consumo de potasio a través del consumo de aguacate, plátanos, jugo de zanahoria, jugo de ciruela y algunos pescados como los arenques, sardinas y atún. Mejore también el consumo de magnesio que acompaña al calcio a construir hueso, se obtiene de las espinacas, las semillas de calabaza y los frijoles negros. 

Memoria 
El estrógeno aumenta la memoria verbal, así que cuando comienza a declinar, es posible que batalle para encontrar las palabras correctas al hablar, así como recordar los nombres de las personas. Tome té verde. Se recomiendan tres tazas de te verde diariamente que ayuda a prevenir la muerte de las células del cerebro y previene el riesgo de desarrollar trastornos como el Alzheimer. La Mezcla del Camino Prepare su propia mezcla del camino juntando una taza de nueces, media taza de piñones, cuarto de taza de semillas de ajonjolí tostadas, media taza de pepitas de calabaza peladas, un tercio de taza de arándanos secos y un tercio de uvas pasa. Estos productos proveen ácidos grasos esenciales que nutren al cerebro, estabilizan el azúcar en la sangre y los antioxidantes de las frutas son capaces de desarmar los radicales libres antes de que dañen las células cerebrales.