Las mujeres de más de 40 años de edad en todo el mundo viven una transición significativa cuando comienza la fase vinculada con el cese menstrual o menopausia. De acuerdo con sus creencias personales y culturales, esta transición puede ser experimentada como traumática si se considera que dejar la juventud equivale a ser menos atractiva y valiosa o bien, como liberadora cuando la mujer se da cuenta de que está iniciando una etapa de madurez durante la cual podrá canalizar su energía y su tiempo hacia nuevas actividades al dejar atrás la etapa cuando tenía que dedicarse la mayoría del tiempo a los otros, en el hogar como esposa y madre, en el trabajo y en la comunidad. Cuando se acerca la segunda mitad de la vida,  cada mujer se plantea la posibilidad de prepararse para cosechar lo que ha venido sembrando durante muchos años.

Desafortunadamente, los mensajes negativos acerca de la vida después de la menopausia en lugar de promover un mejor estado de salud, pueden fomentar negación, estrés adicional y auto-medicación con sustancias no controladas que, en su afán por sentirse mejor sin aceptar que se está entrando a una nueva etapa vital, muchas mujeres consumen sin pensar en el posible riesgo que conllevan para su salud. La negación como respuesta ante los cambios corporales y el malestar emocional lejos de propiciar una solución, simplemente agravan el malestar y los problemas.

Por el otro lado, los años del climaterio pueden ser vividos como una etapa de vida de cosecha abundante si se mantiene una actitud positiva y proactiva conducente hacia medidas adecuadas de promoción, prevención y tratamiento. La madurez debería de ser ese momento en el cual cosechamos lo sembrado y nos preparamos para el siguiente ciclo de fertilidad interior.

La cosecha es la tercera etapa del ciclo agrícola cuando los frutos maduros son recolectados y la tierra es preparada para ser sembrada de nuevo. Esta idea es un símbolo universal que puede ser comprendido como una metáfora de los años del climaterio por mujeres y médicos de todas las culturas y países. Cosechar significa recolectar los frutos del pasado, pero también incluye prepararse para seguir siendo fértil en el futuro. Esta idea, trasladada a nuestra salud física y mental significaría que a partir de los 40 años o desde el momento en que tomamos conciencia de nuestra madurez, deberíamos de evaluar las consecuencias de nuestros hábitos de vida pasados, ya sean positivos o negativos, para aceptar los frutos que hemos obtenido en consecuencia y con base en estos resultados, decidir si para poder mejorar la cosecha en el siguiente ciclo, deberíamos abonar con mejores nutrientes en forma de alimentos, pensamientos y sentimientos saludables, con reposo, sol, hidratación y cuidados más intensos nuestra mente y nuestro cuerpo a partir de ahora.

La recolección de los frutos maduros debería ser siempre un momento de celebración y de tomar un descanso bien ganado para disfrutar los resultados del trabajo arduo realizado en las etapas previas, pero también, debería de ser el tiempo para evaluar las condiciones actuales de ese terreno que es nuestra vida cotidiana para asegurar que se conserve siempre fértil con el objeto de poder brindar cada año por haber obtenido una excelente cosecha de bienestar y realización.

Deborah_Legorreta

Deborah Legorreta
Doctora en Psicología. Miembro de la International Menopause Society desde el 2001, de la Asociación Española para el estudio de la Menopausia y de la Asociación Mexicana para el estudio del Climaterio, donde ha sido miembro de la Mesa Directiva y Coordinadora general de la comisión de Investigación.

Ha escrito numerosos artículos especializados acerca de equilibrio de vida, éxito integral, psicología de la salud y psicología de la mujer en diversas publicaciones tanto nacionales como internacionales.

Es conferencista invitada en foros internacionales y nacionales, así como invitada frecuente como especialista en los medios masivos de México, Estados Unidos, Canadá y España.

Es autora de los libros: “Las tres Es de la mujer exitosa. Eficacia, ética y equilibrio de vida para el nuevo siglo”  “Vivir Plenamente. Hacia El Equilibrio y la Calidad de Vida” “Adóptate”. Su libro “La Segunda Adolescencia. Los cambios a partir de los cuarenta” ha sido bestseller en México, Latinoamérica  y España.