Tu menopausia es tuya y las de las otras mujeres te pueden servir de orientación, pero no te las has de tomar al pie de la letra.

Es posible atravesar esta etapa de transición hormonal sin tener prácticamente síntomas. O con algunas pequeñas alteraciones fáciles de llevar y solucionables sin gran dificultad. En otros casos no es tan fácil, lo sé.

Nuestro bagaje hormonal, genético y energético hará que lleguemos de una manera u otra a esta etapa.

La menopausia, etapa que se adelanta

La información está a mano de cada vez más mujeres y se va hablando sin tapujos de una etapa que se adelanta en la vida de las mujeres.

Se adelanta no quiere decir que se tenga antes, pero al alargarse la edad de vida media de las mujeres y la etapa laboral, son muchos más los años que vamos por el mundo de menopáusicas o post- menopáusicas si esto existe, que antes.

Así que antes, la menopausia era sinónimo de mujer mayor. Ahora no, ¡a los 50 no somos mayores! Los cambios se van a solapar a la etapa de plenitud laboral o a una reinvención reciente, a unos hijos mayores y posibles nietos o a hijos adolescentes… el abanico de posibilidades es amplio, pero lejos nos queda la anciana menopáusica de 50 retirada de la vida.

Tratamos a mujeres con síntomas y muchas de forma preventiva

En la clínica de acupuntura, tanto en Barcelona como en Vic, tratamos a menudo a mujeres con síntomas de menopausia como sofocos, irritabilidad o insomnio. Pero, afortunadamente, son muchas las que acuden como prevención antes de presentar los temidos síntomas.

Al hacer un balance de su situación hormonal y energética ayudamos a entrar en esta fase con más recursos para transitarla sin pagar demasiado peaje.

Muchas veces, la prevención no ha sido posible. Vivimos tan rápido que algunas mujeres perciben la menopausia como algo que les ha caído encima de repente y nunca en la vida se lo hubiesen imaginado. 

¿Menopáusica ya? Bueno… eso no ha cambiado

Aunque los 60 sean los nuevos 50 y todo ese rollo… las hormonas siguen programadas igual. Así que de vez en cuando, conecta con tu cuerpo de mujer y siente como está.

Y recuerda: nadie se puede cuidar por ti.

Dra. Margarita de Legorburu

Licenciada en medicina por la Universidad Autónoma de Barcelona. Máster en acupuntura por la Fundació Bosch i Gimpera de la Universitat de Barcelona. Diplomada en acupuntura por las escuelas de Toulouse, Pekín (China) y Colombo (Sri-Lanka).

www.acupuntura-legorburu.com