En estas fiestas, es tradición, sentarse alrededor de una mesa y compartir con la familia y amig@s deliciosos manjares elaborados con esmero y mucho amor.  No nos olvidemos de los tan deseados postres de esta época: turrones, mazapanes, roscones, panettones…  Aunque no queramos, siempre acabamos por sucumbir a cualquier tentación, y al finalizar las fiestas la balanza se encarga de recordarnos, muy a pesar  nuestro, cuánto hemos abusado.

En Las recetas de ella y el abanico os proponemos comer y beber con moderación. No se trata tampoco de renunciar a los postres, pero sí reducir la cantidad y a ser posible acompañarlos de fruta, como la piña, que tiene una enzima -la bromelina- que ayuda a digerir mejor los alimentos

De hecho, la piña tiene muchas propiedades beneficiosas para el organismo: es digestiva, contiene mucha fibra, es diurética, depurativa y antiinflamatoria.  ¿A qué esperamos, pues, para preparar esta receta?

Ingredientes (para 4 personas):

  • 1/2 l de bebida de almendras y arroz*
  • 3 yemas de huevo*
  • 50 g harina de maíz
  • 90 g azúcar
  • 1/2 canela en rama, piel de limón*
  • 4 rodajas de piña*

Elaboración:

– Poner en un cazo la leche con la canela  y la piel de limón, y llevar a ebullición. Dejar reposar 10 minutos.

– Batir la yemas con el azúcar hasta que blanqueen. Añadir la harina de maíz y mezclar bien. Verter la leche, previamente colada, y mezclar. Llevar la mezcla al fuego,  y no dejar de agitar con un batidor hasta que arranque el hervor. Sacar  del fuego y agitar unos segundos más.

– Verter la crema en unos moldes individuales y dejar enfriar antes de introducirlos en la nevera.

– Desmoldar la crema encima de las rodajas de piña y decorar con una estrella de chocolate, una frambuesa y unas hojas de menta.

Nota:

– Todos los ingredientes marcados con (*) son procedentes de la agricultura ecológica.

Esperamos que esta Piña de Navidad os haya gustado y os animéis a prepararla.