Hoy viajamos al continente americano, y os traemos de allí esta “Fajita mexicana de pollo y calabacín”. Nuestra receta es una versión muy saludable de las típicas tortitas mexicanas, puesto que están hechas con harina integral de espelta, que nos aportará fibra y nos ayudará a prevenir el estreñimiento y el cáncer de colon.
 
La carne de pollo es una de las carnes más magras que existen, por eso es un alimento muy adecuado en dietas de control de peso, sobretodo si se elige la pechuga, se elimina la piel y se prepara a la plancha.
 
Las carnes blancas son ricas en vitamina B3, y su consumo es aconsejado para prevenir los sofocos, tan molestos en la menopausia.
 
El calabacín es un alimento muy ligero, ideal  en las dietas para adelgazar. Además, la vitamina C y los carotenos  ayudan a  mantener en buenas condiciones de nuestro aparato circulatorio, previniendo algunas enfermedades del corazón como el infarto  de miocardio.
 
Ingredientes (para 4 fajitas):
  • 400 g pechuga de pollo de corral
  • zumo 1 limón
  • 5 c/s aceite de oliva virgen extra
  • 4 c/c tomillo seco
  • 4 c/c orégano seco
  • 1 c/c comino molido
  • sal marina
  • 1 calabacín
  • 1/2 pimiento rojo
  • 4 c/s de frijoles cocidos
       Para las tortitas mexicanas:
  • 90 ml agua
  • 2 y 1/2 g sal marina
  • 12 g  aceite de oliva virgen extra
  • 90 g harina integral de espelta
  • 50 g harina de fuerza
  • 2 g levadura fresca de panadería
 
Elaboración:
–  Lavar y quitar la grasa a la pechuga. Cortarla en tiras de 5 cm de largo por  1’5 cm de ancho  y ponerlas en un recipiente de cristal con el resto de ingredientes. Cubrir con film transparente y reservar en la nevera durante 4 horas.
 
– Poner en un bol todos los ingredientes para hacer las tortitas, y amasarlos durante 15 minutos, a mano o en la panificadora.
 
– Calentar una plancha a fuego muy suave. Poner las tiras de pollo y el calabacín cortado también en trozos regulares, y mantenerlos hasta que estén  cocidos, vigilando que no queden demasiado resecos.
 
– Mientras, calentar una sartén de 18 cm de diámetro. Dividir la masa de las tortitas en 4 partes. Hacer una bola y, con las manos untadas de aceite, estirar la masa hasta conseguir una  circunferencia de 18 cm.
 
– Poner de una en una  las circunferencias  en la sartén y cocerlas 2-3 minutos por cada lado.
 
– Poner en la plancha las rodajas de pimiento y cocerlas 2 minutos. Añadir  los frijoles, y calentarlos durante unos segundos.
 
– Dividir el relleno entre las 4 tortitas y enrollarlas para formar las fajitas.
 
Nota:
– c/s: cucharada sopera; c/p: cucharadita de postres.
 
¡Esperamos que esta Fajita mexicana de pollo y calabacín os haya gustado!