todo sobre la mujer y la menopausia

Tus propósitos de año nuevo a revisión

0

¡Hoy me voy a retratar con mis propósitos! Sí, porque ha llegado la hora de revisar esos buenos propósitos de principios de año. Inicio de año y todo es una avalancha de reflexiones, sobre lo que has hecho y lo que no durante el año anterior. Decides iniciar, esta vez sí, todo aquello que el año pasado no hiciste, hicimos (me incluyo).

Fuente: http://montserratbenavides.com/tus-propositos-de-2017-en-la-diana/

Nos proponemos objetivos y realmente tenemos la convicción de que esta vez sí. ¡Nos lo creemos de verdad! Pero en la mayoría de las ocasiones al cabo de dos meses ya nos hemos olvidado.

¿No te ha pasado a ti?

Y es normal, tienes tan llena la cabeza, tantas cosas por hacer, han surgido tantos imprevistos, que poco a poco ese deseo se va diluyendo. Uno de lo motivos principales es que no alimentamos la llama. No Consigues tus propósitos y metas porque no alimentas la llama de tu deseo. Es como si encendiéramos una hoguera y pretendiéramos que siguiera ardiendo todo el año con la misma fuerza y vigor. Simplemente con los primeros troncos que hemos puesto. Y tal vez, de vez en cuando le echamos una ramita.

Cuando el deseo es ardiente, en realidad casi que no es necesario que avivemos la llama. El deseo de conseguir a ese chico o chica que tanto te gustaba o te gusta, hace que no pierdas tu empuje. Lo tienes siempre presente, aprovechas cualquier pequeña oportunidad para estar cerca o relacionare. Es más, incluso tu misma buscas activamente situaciones que te lo faciliten.

Puede que hasta sueñes con esa persona. Hasta que llega el momento, puede que sea pasada una semana, un mes, dos, o incluso un año y entonces vas y lo consigues.

¿Cómo de ardiente era tu deseo? ¿Qué has Hecho con tus Buenos Propósitos?

Y ahora llega el momento de reflexión y revisión. No para que te flageles, simplemente para que tomes conciencia y puedas rectificar aquello que quieras modificar.

¿Has tenido en tu cabeza día y noche tus propósitos? Tener un mantra.

Te propuse que eligieras una palabra que resumiera ese anhelo, tu deseo. Lo que quieres, no lo que debes.

Además es una manera de simplificar:

  •  Lo recordarás más fácilmente
  • Es aplicable a las áreas importantes de tu vida
  • Te ayudará a mantener el foco

 Y si se te ha olvidado la palabra o no la llegaste a pensar, ahora (tomate un minuto) es el momento de elegirla (tomate un minuto).

Para que no se te olvide te propongo dos opciones:

  • Repítela cada noche una vez estés lista para irte a dormir. Si lo haces con convicción y fe, mejor que mejor.
  • Apúntala en una libreta (móvil, post-it…)

¿ Has perseguido tus propósitos? Para hacer diana.

Porque de eso se trata, de tener el foco, de saber “a donde apuntas”.

Si has jugado alguna vez a los dardos o al baloncesto, por poner dos ejemplos, sabes que si quieres acertar en la diana o encestar la pelota, tienes que clavar tu mirada en el objetivo, es decir la diana y la canasta.

No puedes retirar tu vista de ahí, porque si lo haces, lo más probable es que falles el tiro.

Tu diana la puedes traducir en esas áreas concretas que deseas mejorar y son tu objetivo.

Sólo de esta manera puedes priorizar y hacer aquello que te acerca y permite conseguir tus propósitos.

Para darle espacio en tu día porque si no, la rutina de siempre pasará por encima.

Haz de tus objetivos tu diana para que la rutina del día no pase por encima.

¿Has aprovechado las oportunidades que se te han presentado?

Aprovechar la oportunidad es hacer ahora y no procrastinar.

 Es tirar el dardo cada vez que aparece la diana ante tu vista:

  •  Hablar con esa persona que justo te acaban de presentar y que te puede ayudar a conseguir un trabajo.
  • Una mirada amorosa o halago hacia tu pareja o hacia tu hijo.
  • Ir al gimnasio esta tarde porque tienes un hueco aunque no lo tenías previsto.
  • Aprovechar esos 5′ de espera para hacer un minuto de meditación.

 ¿Has ido a por tus propósitos?

  • Tomar acción.
  • Ponerle patas a tu deseo.
  • Revisa que acciones de las que te propusiste has realizado y cuales no.
  • Si alguna de ellas no sólo las has llevado a cabo, sino que además has incrementado la frecuencia establecida inicialmente ¡Bravo!
  • Si no es así, sé sincera contigo misma y detecta qué es realmente lo que ha hecho que no lo pongas en práctica (miedo, pereza, falta de energía, poca disciplina…).

Una vez lo tengas claro, busca cómo puedes solucionarlo no empieces a quejarte y ya está.

Recuerda, “se hace camino al andar”.

Imagínate que cada una de las acciones que realizas son el dardo que va hacia la diana, tu objetivo.

Y AHORA, ME RETRATO

Lo prometido es deuda y al principio te lo avisé.

Me propuse focalizar en tres áreas: familia, salud y trabajo.

¿Los has tenido en tu cabeza día y noche?

Mi mantra es DICIPLINA.

Te aseguro que la he tenido más que presente durante la mayor parte del tiempo. Te mentiría si dijera que todos los días.

 Me ha sido muy útil recordarla, sobre todo en esos momentos donde pretendía darme una explicación razonable para dejar de hacer alguna de las acciones que me propuse.

¿ Los has perseguido? Y mis dardos concretos eran:

  • Publicar en el blog cada semana ya sea en formato escrito o vídeo.
  • Desconexión” cada día a las 20:00h máximo.
  • Salir un día a la semana a correr.

¿Has aprovechado las oportunidades que se te han presentado?

Publicar en el Blog

El post que escribí sobre el Agradecimiento fue fruto de la oportunidad, es decir, el tema me lo inspiró la primera entrevista que he publicado en el blog que la realicé esa misma semana.

 “Desconexión” cada día a las 20:00h máximo

Algunos días teniendo en mente mi objetivo he decidido desconectarme antes porque sabía que si no, traspasaría la hora. En ese sentido para mi es aprovechar ese momento de darme cuenta y tener el ojo en la diana.

Salir un día a la semana a correr

Con este es con el que se me han presentado más oportunidades o he estado más atenta. He aprovechado huecos que no tenía previstos y no los he dedicado a otros temas que no son tan prioritarios para mi. Eso ha hecho que haya habido semanas que he salido 3 veces a caminar. De hecho durante varias semanas seguidas he estado yendo 2 veces. Mi dardo es caminar porque el caminar hará que esté y me sienta con más energía, más agilidad, mas resistencia y por tanto más saludable y por supuesto más contenta conmigo misma.

 

El próximo dentro de 3 meses. ¡Aquí te espero!

Explícame, ¿Cómo ha sido tu balance?

Share.

Leave A Reply

El sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.
Más sobre nuestros cookies